Un buen día, a Sergi Calaf se le ocurrió una idea alocada: hacer que más de cien personas bailaran sin coreografía una canción que no parábamos de oir en todas partes: El Trololó.

El lugar escogido fue la entrada de la estación de metro de Plaza Catalunya, y el único material empleado en la acción fue un iPhone y un amplificador conectado a una de las entradas que quedan accesibles en la estación. Facebook hizo el resto.

Era un sábado cualquiera, y sabíamos que el evento creado había reunido varias decenas de confirmaciones, aunque como siempre pasa con este tipo de acontecimientos, nunca sabes qué pasará hasta el último momento…

En el vídeo que Marta San Martín envía a los facebookeros para que se apunten, pide a los asistentes venir vestidos con traje marrón y corbata naranja, como el auténtico Eduard Khil.
Lo sorprendente fue ver como en pocos minutos el metro de plaza catalunya se iba llenando de adolescentes trajeados en pequeños grupos de gente.

No había coreografía, no fue espontáneo y al final, en vez de disiparnos discretamente, aplaudimos como locos… por lo que no se puede catalogar oficialmente de “flashmob”…

pero qué bien nos lo pasamos!

El resultado han sido varios vídeos réplica y más de 60.000 visitas, aquí tienes el resultado de las InSights públicas de YouTube:

Flashmob Trololo